Síguenos también en:
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Suscríbete

Escribe aquí tu e-mail:

Envío de noticias mediante FB

Eventos
  • No Events
Calendario Eventos
agosto 2018
LMXJVSD
« Jul   Sep »
   1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Pages|Hits |Unique

  • Last 24 hours: 0
  • Last 7 days: 0
  • Last 30 days: 2
  • Online now: 0

Crowdfunding: ¿qué es la financiación colectiva? ¿cuántos tipos existen?

¿Quién no ha oído hablar del crowdfunding? Muy ‘aislados’ tiene que estar los que aún no conocen este sistema de financiación, cada vez más extendido en nuestra sociedad y muy utilizado entre emprendedores y startups. En esencia es un sistema para recaudar dinero de muchas personas con un objetivo concreto. Para hacerlo se utilizan todo tipo de plataformas digitales. Pero, ¿cuántos y qué tipos de financiación colectiva existen?

Este tipo de financiación colectiva está dejando de ser una tendencia para consolidarse como una alternativa real y cada vez más utilizada por emprendedores y pymes que quieren poner en marcha un negocio o proyecto. Normalmente los promotores de la iniciativa de crowdfunding toman este dinero en forma de préstamo, de acciones o de recompensa… ¿qué tipos de crowdfunding existen exactamente?

La financiación colectiva cada vez está más extendida.

Así explica la Comisión Europea la diferencia entre la financiación tradicional y la colectiva.

Según un documento elaborado por la Comisión Europea sobre este tema, existen 7 tipos de financiación colectiva, son los siguientes:

  • De préstamo. Los interesados prestan dinero con la intención de recuperarlo con intereses.
  • De acciones. Consiste en la venta de participaciones de una empresa a una serie de inversiones a cambio de la inversión.
  • De recompensa. Los colaboradores hacen una aportación al proyecto o negocio, esperando recibir una recompensa en forma de bienes o servicios, no económica.
  • De donación. Las personas colaboradoras donan pequeñas cantidades de dinero para alcanzar un objetivo de financiación total -generalmente será benéfico-, sin recibir nada a cambio.
  • En beneficios/ingresos. Las empresas pueden compartir los futuros beneficios o ingresos con los colaboradores a cambio de su apoyo actual.
  • De títulos de deuda. Los particulares invierten en un título de deuda emitido por la empresa, como un bono.
  • Modalidades híbridas. En este último caso las empresas combinan diferentes modalidades de las anteriores.

Desde luego no faltan alternativas a las que recurrir para emprendedores o empresarios con ganas de iniciar un proyecto pero con falta de financiación. Un tipo de financiación cada vez más extendido y probado en casos de éxito.

Por supuesto, son muchos los que prefieren seguir recurriendo a las fórmulas de financiación tradicionales o bien hacer una combinación de ambas.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis probado el crowdfunding? ¿Os parece una buena alternativa de financiación?